En defensa de la envidia

Quedan invitados a leer mi última columna para la revista La Tecl@ Eñe. En esta ocasión decidí calzarme el sayo de abogado del diablo (no sería la primera vez, pero aquí, acaso, en forma más literal) y encarar una apología de un pecado que, bien mirado, no debería ser considerado como tal. ¿Por qué lo…

Read More