En el día de la fecha quise entrar al blog para terminar y publicar un post en el que venía trabajando (Atlanta notebook/2) y me encontré con que había sido hackeado. Algún jovencito con demasiado tiempo entre manos y muy poca inventiva había inyectado un código malicioso que impedía a cualquier visitante ver el contenido del blog. Hablo de poca inventiva porque una simple operación (clic derecho+View source) revelaba que en realidad la página de inicio del blog estaba presente, sólo que el hacker había insertado un código que la ocultaba y mostraba, en vez de eso, un mensaje trivial (“Hacked by” y el nombre pedorro que el muchacho se había asignado en su fantasía heroica).

Después de un cambio de contraseña comprobé que los posts seguían estando. Pero, lamentablemente, cada uno de ellos había sido alterado por un código malicioso (¿otro?, ¿el mismo?, no sé), de manera que restaurarlos sería engorroso y tal vez hasta peligroso (no sé si ese código se limita a alterar los posts en sí mismos o podría, también, hacer macanas con las compus de los visitantes del blog).

Es una pena, porque There’s a place 4.1 era el resultado de casi once años de andar molestando en el ciberespacio, y algunas cosas ya las extraño (ciertos posts polémicos, más ricos por la interacción en los comentarios que por su contenido). Con mucho tiempo y esfuerzo podría recuperar parte de ello, y con mucho más tiempo y esfuerzo tal vez recuperaría todo, pero la vida es corta y no creo que ocurra.  En fin, esto probablemente tenga que ser borrón y cuenta nueva.

Parte del problema es que la empresa de hosting que uso no tiene un sistema claro y eficiente para restaurar los respaldos de las bases de datos, que son el alma del blog. Otra parte del problema es que en algún momento la seguridad del sitio falló, o tal vez fui yo el irresponsable y algún troyano se metió en mi máquina y averiguó la contraseña desde ahí. Ahora estoy con esa limpieza, la de mi compu. A ver cuántos bichos salen y de qué especie son.

Otro día veré si intento volver a subir las cosas más interesantes que han pasado por aquí en estos años. Tal vez lo haga, tal vez no. Pero aprovecho para agradecerles a todos ustedes, los cuatro lectores de There’s a place, que me hicieron seguir volviendo cada tanto, intermitentemente, a lo largo de más de una década, al botoncito de “Login” para compartir algo, para responder, para pelearme, para ver si alguno había dicho algo. Y que hacen que quiera seguir volviendo a pesar de todo. 

Como Méndez, los abrazo desde mi corazón. Y los saludo hasta la victoria, siempre.

 

2 thoughts on “Otra vez arriba

  1. Uuu que mal… Mi recomendacion es q te hagas tus propios backups de las dbs, aunque sea con el export del cpanel… despues por lo menos podes sacar los textos en forma mas clara, saludos!

    1. Gracias, estimado. El backup manual lo hice cuando ya era tarde, por lo que los posts estarían todos corruptos, aunque legibles. Tengo que ver con la gente del hosting si hay algún backup reciente y saludable. En estos días veré qué posts ameritan restauración manual. ¡Gracias nuevamente y un abrazo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *